Gafapastas contra modernillos

Puede que te interese: Guía oficial para ser modernillo

Hoy quiero dedicarle unas palabras al tema de los gafapastas, para arrojar un poco de luz sobre aquellos que más los critican. Pero antes quiero dejar una cosa clara y es que odio a todos los "gafapastas" que no sean yo.

Dicho esto, podríamos definir a los gafapastas como una clase social o un grupo de personas que tienen unas características psicosociales comunes, un sustrato ideológico al que llamaremos gafapastismo o gafapastología (por decir algo).

Gafapasta hembra (muy bonica, por cierto)

No obstante, hay que aclarar algo de vital importancia. Hoy en día, algunas personas han adoptado la idiosincracia gafapasta y la han convertido en unos rígidos dogmas, es decir, se han enclaustrado en ese pensamiento y, ebrios de un falso elitismo y una supuesta racionalidad, han cometido un gran error: convertirse en esclavos de una forma de ser que ni siquiera les pertenece. Han convertido un método y unos procedimientos válidos para interpretar el mundo en algo sustantivo, han transformado una forma de ser en una religión, unas formas de interpretar la realidad en unos mandamientos inquebrantables. Es decir, esas personas no son curiosas, sino que deben ser curiosas, no sienten placer al ver una buena película de cine independiente europeo, sino que debe ver cine europeo... lo que es natural en el alma de algunos, se ha convertido en una religión extraña y artificial para otros. Y lo peor es que hoy en día las religiones se difunden en forma de modas, que son como pólvora social. Es por eso que se reducen las almas independientes y curiosas de aquellas personas que discretamente y sin hacer ruido se diferenciaban de las mayorías, para ser dominadas por lo que yo llamaría: modernillos.

Por ello, yo diferenciaría entre los gafapastas, aquellos que de forma natural adquieren una forma de ser, unos hábitos y después se compran unas gafas de pasta para distinguirse o los modernillos, aquellos corruptos que primero se compran unas gafas de pasta para ser guays y después se obligan a ser indies, curiosos y preocupados por el arte de vanguardia, es decir, aquellos que se imponen a sí mismo una forma de ser.

Pero, ¿en qué se distinguen? Es fácil diferenciarlos...

*Apariencia: Los modernillos se confunden. Creen que son elitistas y que deben distinguirse de algún modo, pero no saben cómo. Por ello, la vuelven a cagar y llenan sus armarios de ropa de colores chillones, diseños psicodélicos y extravagantes, pares y pares de Converse fluorescentes, bandoleras saturadas de chapas de colores y frases en inglés que ni ellos mismos entienden... y, por supuesto, decenas de gafas de pasta de todos los colores y formas imaginables. Imaginad que os secuestra un grupo de terroristas árabes y para torturaros os obligan a mirar durante 48 a través de un caleidoscopio. Pues la sensación que tendríais pasadas las 48 horas es la misma que sentiríais al mirar el fondo de armario de un modernillo. El gafapasta, en cambio, es más discreto, pues no tiene que demostrar nada y por ello se conforma con un vestuario sencillo e informal. También hay que decir, que el gafapasta es racional y sabe adaptarse a las circunstancias, por ello, si debe cambiar su forma de vestir por motivos circunstanciales (bodas, galas...), lo hará. En cambio, el modernillo irá tocando las pelotas con su vestuario fluorescente en bodas y bautizos de familiares, galas formales, etc.

Uno de los lujos tecnológicos que el gafapasta se permite desear.

*Tecnología: Los modernillos suplirán sus carencias intelectuales con la compra de caros objetos tecnológicos, de forma que para ellos es más importante comprarse un reproductor Blu-Ray que cueste 300€ y ver una película en HD, que entender el significado y el sentido de la misma. Como siempre, el modernillo se confunde. En su mente, la tecnología se transforma en un fin, el progreso tecnológico en una religión y acaba sin saber para qué sirve, es decir, sin saber que la tecnología es un medio. Eso son los pequeños detalles que delatan al modernillo. Normalmente, los modernillos siempre harán cosas como poner un gesto de desdén, seguido de una risa sarcástica, al enterarse de que su amigo gafapasta, al que empezó a imitar hace tres meses, ha visto una película en DVDScreener.

*Filosofía:
El modernillo siente una despreocupación tremenda por sus ideas. No aclara conceptos, ni se pregunta de donde proceden. Simplemente se dedican a saber el nombre de tal o cual escuela y a decir que siguen su pensamiento, pero jamás llegarán a entender el sentido de éste. Es decir, en sus cabezas no tienen ideas, sino etiquetas y conceptos muy simples. En cambio, el gafapasta sabe qué es la etiología y se preocupa por los orígenes de sus ideas y por el sentido de las mismas, reflexiona constantemente sobre ellas, aporta nuevos elementos a las mismas, sabe innovar y no estancarse intelectualmente. Él filosofa constantemente y es, en definitiva, un ser curioso. De este modo, el gafapasta puede ser neomarxista y leer a Chomsky y Habermas, mientras que el modernillo dirá cosas como "soy anarquista. Hitler rules".

Así ve la vida un gafapasta.

*Ocio:
Podríamos decir que el modernillo invierte su tiempo libre en realizar las mismas actividades que el gafapasta, pero como siempre, hay una gran diferencia en la motivación y en la esencia de las mismas, dependiendo de quién las realice. El gafapasta las realiza porque le apetece o lo necesita, en cambio, el modernillo las hace porque debe hacerlas, porque se obliga a ello.
Los grandes templos del ocio gafapasta son el Fnac y el Starbucks. El gafapasta acude a dichos establecimientos porque debe saciar una necesidad puntual o porque le apetece, por esto, él se desenvuelve en ellos con soltura, destreza, una sonrisa en su rostro y una expresión facial con ciertos matices orgásmicos. Podríamos decir que el Fnac y el Starbucks son como una segunda casa para él, ya que en estos sitios se siente cómodo. Incluso podría llegar a ser conocido en la zona como "el gafapasta, ese del Fnac". En cambio, el modernillo va porque debe ir y debe ir porque tiene que demostrar que es moderno. Por ello, éste irá con cierto disgusto, acosado por la sombra de la obligación y los ojos de la sociedad y, en consecuencia, recorrerá los pasillos con un gesto de cierto desdén, pues su falso interés le lleva a refugiarse en el escapismo, el aislamiento y la abstracción. Éste suele frecuentar las secciones de tecnología, pero huye de las zonas de música, videojuegos, libros o cómics, que son las zonas donde mejor se desenvuelve el gafapasta.
Por último, tenemos que hablar de los conciertos y festivales, a los cuales el gafapasta irá para disfrutar de la música y conocer a gente que tenga sus mismos gustos e intereses, mientras que el modernillo va para drogarse y follar, mostrando poco interés y aprecio por la música que, según él, le gusta.

Todo gafapasta se deja encantar por Amélie.

*Arte:
El modernillo la vuelve a liar y se enclaustra en unas ideas ajenas que no entiende, alterando su esencia radical y transformándolas en algo equivocado e inútil. El modernillo sabe que debe ser curioso y apreciar el arte, pero no sabe muy bien cuándo debe serlo, dónde debe serlo, cómo debe serlo ni qué debe apreciar. En consecuencia, es fácil verle flipar en cualquier festival de cine modernillo mientras observa una sucesión incoherente y aleatoria de planos que no tiene ningún sentido. También lo verás en exposiciones de arte contemporáneo realizadas por la elite modernilla, donde se exponen obras actuales de arte dadaísta o abtraccionista, también realizadas por artistas modernillos. Cree que los ready made o el Abtraccionismo Geométrico son la cumbre del arte, por ello lo verás apreciando estas cagadas mientras finge que un puto cuadro negro sobre fondo blanco le inspira un profundo y complejo conocimiento sobre el sentido de la vida. También profiere adjetivos como: "rompedor", "sublime", etc. No me extrañaría ver a uno de ellos encuadrando con la mano una mierda de perro, mientras piensa que si le deja el suficiente aire por arriba y respeta la regla de los tercios, podría ser una obra de arte. Por otro lado, el gafapasta adora las vanguardias, especialmente aquellas que por tratarse de una nueva forma de ver la realidad, merecen la pena: surrealismo figurativo, expresionismo, cubismo... al igual que el arte tradicional. Él entiende de arte, conoce la Historia y sabe contextualizar, darle significado e incluso sentido a cada estilo y a cada obra de arte. Por ello, te dirá que el Dadaísmo cumplió una función filosófica en el pasado, replanteándose los cimientos y el mismísimo sentido del arte, pero no le da más valor del que merece hoy en día y tampoco flipa por el hecho de que un subnormal haya colocado una bombona de butano en un museo alegando que es arte. La broma ya terminó.
El gafapasta también ama la buena fotografía y el arte audiovisual. Mientras el modernillo hace fotos con una compacta y aplica filtros con el Photoshop, el gafapasta prefiere saber sobre diafragmas, obturadores y fotómetros, para jugar a su antojo con la luz. También disfrutará con la fotografía de Doisneau, con la Nouvelle Vague y con el lenguaje audiovisual de Amélie.

Fap fap fap fap...

*Música:
Lo mismo de siempre, el modernillo ni se molesta en investigar, ni aclara conceptos y en consecuencia, habla de música sin entender y escucha lo que cree que debe escuchar en vez de lo que es de su gusto. En sociedad, evitará el pop más comercial y mantendrá un odio irracional hacia el reggaetón, porque es lo que él supone que debe hacer. Dará un pequeño paso hacia adelante y escuchará aquella música electrónica que él considere "original", "vanguardista", "rompedora", "innovadora" o "sublime", pero el siguiente paso sólo le conducirá a una caída, pues es lo que tiene la ceguera. Por supuesto, lo escuchará todo en un carísimo reproductor de música. "Soy moderno, que se note la alta fidelidad". En cambio, el gafapasta se molesta en leer historia de la música contemporanea, domina todos los géneros y sabrá de donde salen. Escucha sobre todo rock, rock alternativo o experimental, indie y pop del bueno. Ama a Radiohead y no le importa reconocer que se emocionó con Creep o Let Down, o que flipó con Idioteque. Tampoco le importará reconocer que sonríe con los Planetas o se siente bien escuchando a Los Lori Meyers o Vetusta Morla, al igual que conoce a los mejores compositores de bandas sonoras.

En conclusión, hay una gran diferencia entre los gafapastas, filósofos, discretos, socialmente sencillos y de psiqué compleja y preocupados por la cultura contemporánea... y los modernillos, gente subnormal que se deja llevar por las modas e intentan crearse una personalidad y unos gustos artificiales, sin respaldarlos con unos conocimientos sólidos, para lucirlos en sociedad y creerse así distintos a la mayoría. No es una moda de ponerse unas gafas lo que hace al gafapasta, sino unos conocimientos y una forma de ser, forjada por el tiempo y el saber.

Todo lo que has leído es humor; ahora todo cobra sentido.

Quizás también te interese: Test gafapasta y Guía oficial para ser un moderno

38 comentarios:

  1. Sin palabras.
    Queda que decir que, modernillos, por llamarlos así, existen en todos los estilos, no es exclusivo de los gafapasta, aunque ahora, al menos aquí por mi zona de Almería el que esté en auge sea el "gafapastismo"
    Un beso y cuídate, Rafa.

    ResponderEliminar
  2. zooey es mucha zooey XDDDD


    muy buena entrada, pero no me gustan las etiquetas... que manía de etiquetar todo los gustos que comparten las personas XD

    ResponderEliminar
  3. vaya, en vez de saciar mis dudas sobre si soy una gafapasta o si soy una persona "normal" con ciertas inquietudes, me ha surgido aun mas dudas xD. Me gusta el cine, la música, la lietaratura, y el arte en general. Odio los grupos moderniquis electronicos por que me suenan muy siemples, me gusta radiohead, pj harvey... pero tb pearl jam, o dinosaur jr. escucho varios estilos de música, pero no em gusta etiquetar...tampoco conozco muchos estilos "raros". De cine me gusta desde una película rara curiosa o independiente, o alguna que otra cosa medianamente comercial, incluso me rio con alguna peli chorra. No tengo un amplia cultura sobre arte (y mucho menos de historia) pero me gusta. No tengo ni idea sobre el arte de vanguardia, y me parece una tomadura de pelo un cuadro en el que hay pintado un cuadrado blanco sobre un fondo negro (elije cualquier color); algunas piezas que no comprendo me gustan simplemente por que sí, y otras me dan risa.
    Tengo una boina roja (como la de la foto) y no utilizo convers de dos colores, utilizo zapatillas copia de convers compradas en uan tienda de comercio justo, pero no me muevo por marcas conocidas o desconocidas, si em gusta bien, si no, pues nada.
    En fin, creo que soy una mezcla de todo y no soy nada en concreto.

    xDD
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  4. Hay algo que no entiendo. Es imprescindible para ser una persona culta escuchar sólo rock y derivados? me parece un dogmatismo tremendo el hecho de limitarse a definir una persona con tales adjetivos.
    YO solo veo dos tipos de modernillo:
    el modernillo fashion i el gafapasta, pero los dos pretenden ser cultos y dárselas de entendido cuando realmente... en fin. Una persona mínimamente culturizada compartiría conmigo que el hecho de querer ser diferente es lo que nos hace más comunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la última frase, creo que es muy sabia. Pero, ¿es indispensable el deseo de distinguirnos unos de otros? ¿Cuál es el fin?

      Harías de mi domingo, un día muy feliz si me orientaras un poco.

      Eliminar
  5. Se te olvida decir que hay gente que no encuandra en ninguno de los dos estilos, cogiendo de aquí y de allí, y que por eso no dejan de ser PERSONAS, y no por ello son "gente subnormal que se deja llevar por las modas" según tus palabras. Y si me pico es porque precisamente lo puedo flipar con una "sublime película europea" o "deleitarme escuchando lo último de shakira". Espero que pilles la ironía de mis últimas palabras.
    Y bueno, si hablamos de arte, no me parece que el heho de haber leído un libraco sobre el Dadaísmo o lo que sea te dé más posibilidades de sentir, de expresar o de emocionarte con una raya negra sobre un fondo amarillo.
    A lo mejor lo personalizo demasiado, pero yo tengo un iPod lleno de Bandas Sonoras, me gusta el arte por el arte (y cuando digo esto me remito a mis anteriores palabras), me paseo por las secciones de música (del Corte Inglés que a lo mejor es de menos nivel según tú), o de Discos Noda, me considero curioso, me gusta la fotografía, solo las que me emocionan, no veo un zapato y lo flipo, pero puedo ver un gato y que me transmita (vuelvo a lo mismo del arte), me gusta Franz Ferdinanz, alguna canción (que lo considero moderno), Radiohead me encantan sobre todo los últimos, y con el de Thom York, lo flipo ylo vuelvo a flipar, o inluso Björk (moderna), me gusta Mariah Carey, y lo digo sin problemas, y si me apuras hasta Rosa de OT,en cuanto a las películas, más de lo mismo; Amélie me encantó, pero también la fotografía de The Cell(Jennifer Lopez).... bueno, podría seguir, pero es que son tantas cosas que no sabría cuando parar
    Ves, yo digo lo mismo y sin insultar a nadie.
    Ahh! y no llevo gafas de pasta.

    ResponderEliminar
  6. sara rodríguez ballester18 mar. 2010 15:12:00

    Lo siento, pero tengo que decir que me parece bastante bien que tengas una opinión tan clara sobre estos subgrupos sociales, pero a la vez tienes algunos comentarios que me parecen bastante hipócritas, sobre todo respecto al arte porque en mi humilde opinión, y conociendo de arte lo que conozco, considero que no es mas que una etiqueta, que todo puede ser arte si lo llamamos arte, lo fotografiamos, y lo colgamos en MACBA. Que si, puede que haya gente sin personalidad propia que se añada al movimiento gasfispastis o modernillos o retro o como lo queráis llamar, pero hay a quien le interesa la cultura y no viste ni actúa como parte de ningún grupo y no creo que deba ser etiquetada de modernilla por llevar pantalones rosa, tener afición por la fotografía y escuchar Mando Diao porque yo misma puedo ser así y si un día salgo de fiesta casi prefiero el “pachangueo” y me gusta mas Big Fish que Amelie al igual que prefiero una buena taza de chocolate antes que un café aguado de Starbuks.
    Me ofenderia bastante que intentaran clasificarme en un grupo sobretodo en uno que desprecie mi intelecto, YO NO LLEVO GAFAS DE PASTA y me gustan, pero me quedan mal.

    ResponderEliminar
  7. sara rodríguez ballester18 mar. 2010 15:14:00

    Lo siento, pero tengo que decir que me parece bastante bien que tengas una opinión tan clara sobre estos subgrupos sociales, pero a la vez tienes algunos comentarios que me parecen bastante hipócritas, sobre todo respecto al arte porque en mi humilde opinión, y conociendo de arte lo que conozco, considero que no es mas que una etiqueta, que todo puede ser arte si lo llamamos arte, lo fotografiamos, y lo colgamos en MACBA. Que si, puede que haya gente sin personalidad propia que se añada al movimiento gasfispastis o modernillos o retro o como lo queráis llamar, pero hay a quien le interesa la cultura y no viste ni actúa como parte de ningún grupo y no creo que deba ser etiquetada de modernilla por llevar pantalones rosa, tener afición por la fotografía y escuchar Mando Diao porque yo misma puedo ser así y si un día salgo de fiesta casi prefiero el “pachangueo” y me gusta mas Big Fish que Amelie al igual que prefiero una buena taza de chocolate antes que un café aguado de Starbuks.
    Me ofenderia bastante que intentaran clasificarme en un grupo sobretodo en uno que desprecie mi intelecto, YO NO LLEVO GAFAS DE PASTA y me gustan, pero me quedan mal.

    ResponderEliminar
  8. es gracioso que tú, que te consideras a ti mismo "gafapasta" seas el mayor ejemplo de modernillo que he conocido nunca. deja de intentar hacer criticas mordaces y sé tú mismo.

    ResponderEliminar
  9. Ummmmm... Lo siento brother pero no. Me leí tu texto porque me parecía interesante la idea de un gafapasta (das a entender que lo eres) criticando a los gafapastas, es decir, una auténtica autocrítica. La cosa empezaba bien y hasta parecía que tendría gracia, pero al final ha resultado ser algo que he visto, oído y leído mil veces: un gafapasta justificándose. No pretendo trollear ni nada asín, palabra, pero es que tío es el mismo puto discurso que otros colegas míos gafapastas me sueltan siempre: Que si los modernos tal, que nosotros somos de esta manera, que la moda ha hecho cual... Amigo mío no te engañes, que tu hayas llegado a ese punto de "iluminación" por ti mismo no te hace menos snob que alguien que lo hace por imitación, del mismo modo que un sharpero por ser de izquierdas no deja de ser la misma mierda que un nazi. No sé, no te tomes a mal el comentario, simplemente el texto me decepcionó porque pensé que leería algo fresco y guay y resultó ser el mismo discurso de siempre. Pese a todo tengo que decir que me gusta tu estilo y que intentaré leer más cosas tuyas, pero de verdad a la próxima critica de verdad en lugar de justificarte, dado que es la única manera real de demostrar que realmente no eres uno más del montón.

    Un saludete

    ResponderEliminar
  10. jajajaja, me ha gustado mucho tu entrada... no creo que se deba encasillar a toda la gente bajo estos estereotipos, pero desde luego sí he de reconocer que son datos comunes a ciertos perfiles de personas. En el caso de los modernillos me mueve mi experiencia saliendo con una chica de ese tipo y viendo a la gente que la rodeaba. Estoy de acuerdo en que tras esa fachada de profundidad, vida interior e intelectualidad no hay trasfondo, y para pruebas me remonto a hechos: eran del tipo de personas que se compran la entrada de un festival cool, y después se bajan los discos de las bandas que tocan por que no conocen a nadie del cartel. Aunque este sea un pequeño ejemplo, tengo una colección completa de datos que confirman que esto es una actitud que se refleja en todos los ámbitos de la vida de los modernos que he conocido. Cine, música, filosofía, libros, relaciones, etc.
    Yo pienso que se trata de una necesidad por llamar la atención, pareciendo interesante y así sentirse valorados, especiales, no vulgares ni del montón. Aunque en el fondo, les separa solo un paso de todas esas personas llanas a las que odian tanto y que, por desgracia, no ven más allá de los 40 principales (Radio3), el cine palomitero (Filmoteca) y el futbol (Festivales indie).
    Deberían ser más sinceros y abiertos de miras, en vez de esforzarse tanto en solo parecerlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gran entrada, me haz hecho pensar y cuestionarme mis ideas de nueva cuenta un aplauso para ti jejeje. Pero por cierto no sabía que era un gafapasta hasta ahora, pero yo no sé mucho de arte(sólo sé de música, exclusivamente del rock), no quiero quedar como un pretencioso pero Radiohead es una banda normalita la verdad, sí estudiaran tanto la música como afirmas ya se hubieran dado cuenta que te guste Radiohead es la onda y es lo que se debe de hacer (como afirmas del Reggeaton, aunque no por eso deja de ser cierto =) )

    ResponderEliminar
  12. Yo resumiría la diferencia en que el Gafapasta critíca o les gustan las cosas con conocimiento de causa se atreve, el moderno critica o les gustan las cosas simplemente por que es la moda o lo que se lleva ahora

    ResponderEliminar
  13. jajaja... todos los putos gafapastas y modernos y poppys eran los que llevaban las collejas en el recreo y les robaban la merienda. Pandilla de infraseres si pusieran una bomba en el FIB como limpiabamos la sociedad

    ResponderEliminar
  14. modernillos y gafapastas... ambos mutantes tratando de igualar a los que antes despreciaron... larga vida a los frikis naturales, sencillos, preocupados por la sociedad y soñadores de un mundo mas justo por siempre.

    ResponderEliminar
  15. Y cuando paséis de moda... ¿Qué seréis?

    ResponderEliminar
  16. Tío, me ha hecho mucha gracia tu entrada, a grandes rasgos describe con bastante acierto a ambas "tribus urbanas".

    Una de las cosas que siempre me han parecido de lo más estúpidas es la gente que se siente aludida cuando se mencionan, en una descripción generalista, determinadas cualidades que posee (o que cree poseer) y salta intentando refutar la totalidad del argumento, por el simple hecho de que no se corresponde al 100% con lo que esa persona se considera que es.

    Las etiquetas al final son un concepto, una nube más o menos difusa donde encajan una serie de atributos, pero que en ningún momento van a describir en su totalidad a alguien en concreto. Simplemente nos ayudan a clasificar a la sociedad y a intentar explicarla.

    Vivo en el barrio gafapaster por excelencia (Malasaña), y es verdad que hay mucho impostor suelto; la cantidad de ropa de marca es mucha y el nivel intelectual mas bien pobre.

    Suelo ir a la Filmoteca y cuando toca película "de culto" aquello está abarrotado, mientras que en muchas películas de calidad la sala está casi desierta. Coincido contigo en que la curiosidad es uno de los rasgos diferenciadores entre el "gafapasta" y el "modernillo"; uno investiga y descubre su propio cine, mientras que el otro acude para decir que vió, digamos, Los Cuatrocientos Golpes en versión original...

    ResponderEliminar
  17. Haría bastantes referencias a bastantes fragmentos de tu post, pero creo que me limitaré a uno:

    "El gafapasta, en cambio, es más discreto, pues no tiene que demostrar nada y por ello se conforma con un par de chaquetas informales, sus camisas de cuadros, su par de Converse (rojas y negras, para reflejar su estado de ánimo) y sus gafas de pasta, a ser posible negras."

    ¿No tiene que demostrar nada? ¿Entonces por qué sigue esas reglas que parecen tan fijas, Converse + camisa de cuadros + chaqueta? ¿Y en verano qué hace, se muere de calor?

    Las etiquetas son algo horrible. Y tú estás consiguiendo que sean aún peor. Deja de intentar ser esto o lo otro, de vestir de una forma determinada o de otra para aparentar ser algo o alguien, y de hacer burdos análisis antropológicos de tribus que dentro de unos años desaparecerán, y de las que tú y otros muchos renegarán porque ya no es lo que se lleva.

    Búscate una vida, colega.

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado tu post, de hecho voy a recomendar a un par de amigos, que se creen "gafapastas" y no son más que "modernillos", que le echen un vistazo a tu blog. Aquí tienes otra seguidora.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. En mi país no hay estas subculturas.. honestamente la sociedad es bien mediocre e inculta.. y aunque las personas que tenemos profundos cuestionamientos intelectuales tratamos de no sentir ninguna emoción de superioridad o inferioridad; ver a todo el mundo bailando el mierdatón no nos da otra cosa que lástima y tristeza por el destino de nuestra nación.

    ResponderEliminar
  20. Rafa, donde estás que quiero conocerte! JA!!!!

    ResponderEliminar
  21. EY, PERO HAY QUE CITAR LAS FUENTESSSSSSS Que nosotras escribimos en la frikipedia el manual cuando nadie hablaba de ellos..

    ResponderEliminar
  22. Que bueno que la elite de arte contemporaneo este en la categoría de modernillo

    ResponderEliminar
  23. Pues todo parece que es para etiquetar para: "cuidado! no me confundas con ellos, yo soy distinto".

    ResponderEliminar
  24. jajaja (¿o debería decir hahaha? para ser más cool) muy buena esta entrada, el problema es que es tan parcial que todo el mundo se unirá a los gafapasta y nadie se reconocerá modernillo... pero el tono irónico es el mejor para tratar este tema; hoy me he comprado unas gafas de pasta (negras) y has hecho que me ría un poco de mí misma!!
    por cierto, puedes pasarte por mi blog, que no mola tanto como este, pero me hace ilusión: aquienquieraleerme.blogspot.com
    gracias ;)

    ResponderEliminar
  25. Eres mi Dios, Rafa xDDDD


    "En cambio, el gafapasta se molesta en leer historia de la música contemporanea, domina todos los géneros y sabrá de donde salen. Escucha sobre todo rock, rock alternativo o experimental, indie y pop del bueno. Ama a Radiohead y no le importa reconocer que se emocionó con Creep o Let Down, o que flipó con Idioteque. Tampoco le importará reconocer que sonríe con los Planetas o se siente bien escuchando a Los Lori Meyers o Vetusta Morla, al igual que conoce a los mejores compositores de bandas sonoras."


    ¿Debo considerarme gafapasta pues? JODER, ENTONCES TE IDOLATRARÉ COMO DIOS QUE ERES xDD
    Supongo que soy eso que dices, doy tol pego, solo que sin las gafas :3

    ResponderEliminar
  26. Sí, confirmado. Soy gafapasta de espíritu, porque lo que es estéticamente, dejo mucho que desear xDDDDDD

    ResponderEliminar
  27. Muy buen post, no has dicho más que la verdad y de una forma muy divertida...

    ResponderEliminar
  28. Este post es una mierda. Gente acomplejada que necesita ser miembro de una secta o una tribu urbana, que si gafapasta, que si modernillo,que si gilipollas...yo creo que en el s.XXI la gente es independiente y eso es lo que hace a las personas diferentes a las demás, te puede gustar escuchar música alternativa y heavy al mismo tiempo, gustarte leer a Habermas y la sociología o disfrutar de un epad de android para hacer uso de archivos de trabajo o escuchar música..nos olvidamos que las tecnologías deben estar al servicio del individuo y no al revés y de los gafapastas, me parece gente igual, que tiene que demostrar ser más pedante y underground,para ser más gilipollas si cabe,para cuando vamos a dejar estas etiquetas de engendros sociales impuestas?
    Complejo de adolescentes eternos?, es el problema de la gente por catalogarse en estas mierdas.Siempre han existido intelectuales sin hacerse llamar gafapastas,me parece lo más superficial y absurdo que puede haber.

    ResponderEliminar
  29. Bueno, además de "Gafapastismo" y "Gafapastología" podríamos añadir (gafapasticamente) "Gafapastancia" y "Gafapastidad", que suenan más castizas.

    ResponderEliminar
  30. Estoy preocupado. ¿Que debo hacer?
    Cumplo con el perfil del gafapasta en cuanto a estilo y gustos, pero no uso gafas...
    Debo ir a la óptica a por unas gafas, estoy empezando a perder visión lejana...

    ResponderEliminar
  31. Si pues es Habermas, pero es torpeza corregir lo que ya se sabe.

    ResponderEliminar
  32. Gracias por detectar la errata :D

    ResponderEliminar
  33. Me estaba encantando hasta que leí la palabra "subnormal". Es una idiotez, ya, sé que mucha gente la utiliza como insulto, pero cuando tienes a alguien cerca al que se puede clasificar así, pues como que no te hace gracia que se emplee de forma peyorativa.
    Me he echado unas risas y me has hecho pensar, gracias por esta sublime ida de olla.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados, para evitar trolleos y tonterías.